Así soy yo



Hola.
Quiero contarte algunas cosas sobre mí.
Como habrás observado soy un perro de raza mediana, ni un perro salchicha ni un San Bernardo. Soy un Cocker. Nuestra raza es muy popular como animal de compañía. Podemos ser de distintos colores, conozco amigos de pelo negro, o blanco, o con mezcla. Yo soy bicolor, canela y blanco.
Para ser más exactos te diré que soy un Cocker Spaniel Inglés. Habrás oído hablar del Cocker americano, es primo nuestro, pero con mucho más pelo y más pequeño.
Cuando nací dijeron que sería un cocker pequeñito como el resto de mis 7 hermanos, pero pasado el tiempo me he convertido en un perro un “pelín” grande, peso más de 16 kilos.

Mi pelo es bonito, suave, sedoso (¿sabes qué significa esta palabra?), ¡ah! Y largo, aunque habitualmente lo llevo corto porque es más cómodo para peinarlo y secarlo.

Me gusta mucho dormir, ahora que ya tengo 4 años no jugueteo tanto. Aunque de lo que no me cansaré nunca es de correr y correr por el campo, olisquear todo, escarbar,…


Hola.
Quiero contarte algunas cosas sobre mí.
Como habrás observado soy un perro de raza mediana, ni un perro salchicha ni un San Bernardo. Soy un Cocker. Nuestra raza es muy popular como animal de compañía. Podemos ser de distintos colores, conozco amigos de pelo negro, o blanco, o con mezcla. Yo soy bicolor, canela y blanco.
Para ser más exactos te diré que soy un Cocker Spaniel Inglés. Habrás oído hablar del Cocker americano, es primo nuestro, pero con mucho más pelo y más pequeño.
Cuando nací dijeron que sería un cocker pequeñito como el resto de mis 7 hermanos, pero pasado el tiempo me he convertido en un perro un “pelín” grande, peso más de 16 kilos.

Mi pelo es bonito, suave, sedoso (¿sabes qué significa esta palabra?), ¡ah! Y largo, aunque habitualmente lo llevo corto porque es más cómodo para peinarlo y secarlo.

Me gusta mucho dormir, ahora que ya tengo 4 años no jugueteo tanto. Aunque de lo que no me cansaré nunca es de correr y correr por el campo, olisquear todo, escarbar,…